Entrar al mercado de energía renovable en México.

Cuando el CEO de una multinacional, especializada en desarrollo, gestión de infraestructura y energía renovable, se puso en contacto con nosotros en el 2017, su objetivo era claro: Entrar al mercado sudamericano de forma rápida y rentable.

¿ por dónde empezar? 

Tras un análisis completo de la empresa; su modelo operativo; su capacidad de inversión y objetivos, nuestros expertos en energías renovables empezaron a buscar mercados potenciales en la región de Latinoamérica.

Una avanzada investigación y análisis de mercado nos mostró que, en México, la legislación principal que regula el sector de las energías renovables es la Ley para el Aprovechamiento de las Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética (LAERFTE), la cual fue promulgada en el 2008. 

Conforme a esta ley, México ha implementado la Estrategia Nacional de Energía 2013–2027, por la cual se estableció que para el 2024, el 35% de la energía debe provenir de fuentes renovables.

Además, la reforma energética del 2013 ha revolucionado el mercado de energía local rompiendo el monopolio de las instituciones pertenecientes al estado (Petróleos Mexicanos, Pemex, y CFE) y abriendo el mercado a inversionistas privados del extranjero para el 2016.

En diciembre del 2017, siguiendo nuestros consejos, se tomó una decisión: el proyecto se llevaría a cabo en México.

Aunque, al principio, la falta de una infraestructura confiable para la transmisión y la distribución de la energía parecía un desafío, la ley de reforma energética permitió la participación del sector privado en el desarrollo y la construcción de líneas de transmisión, lo cual constituyó una verdadera ventaja.

Aprovechando al máximo fondos adicionales, la empresa de nuestro cliente también decidió participar en el desarrollo de la red de distribución con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como principal planificador de la red.

La empresa comenzó las obras en febrero del 2018 en el desierto mexicano. 

Diez meses después, en diciembre del 2018, culminó su proyecto fotovoltaico de 404 MW y fue contratada para vender parte de la energía generada a la CFE y al mercado de electricidad mayorista.

Al parecer, el mercado de energías renovables tiene un gran futuro en la península mexicana y Masogo Advisors tiene el orgullo de haber contribuido con este desarrollo.

E. Cruz, especialista en energías renovables en Masogo Advisors